¿Piensa invertir en propiedades residenciales? Protéjase contra precios "inflados" ilícitamente.
Si está considerando la posibilidad de invertir en propiedades residenciales rehabilitadas, está haciendo una elección inteligente. El valor de los bienes raíces ha ido aumentando al mismo ritmo que la demanda de viviendas... una combinación impresionante.

Con frecuencia, los individuos y las compañías que venden bienes raíces rehabilitados compran una propiedad ruinosa, invierten en ella gran cantidad de dinero y logran con esfuerzo la apreciación del capital para que la propiedad sea atractiva para un comprador. La recompensa llega cuando la propiedad se vende por mucho más de lo que el comprador original pagó por ella. No hay nada malo en ello; por el contrario, permite que haya más viviendas disponibles en un momento en que hay demanda de ellas. Y, como dijimos anteriormente, a menudo es una buena opción de inversión para un posible comprador.

Sin embargo, antes de invertir en una propiedad rehabilitada, hágala inspeccionar profesionalmente por un inspector que tenga sus intereses en mente. Últimamente ocurre con demasiada frecuencia que el valor de una propiedad resulta "inflado", superando considerablemente el precio pagado recientemente por ella, sin que ninguna mejora substancial justifique tal aumento de precio o, menos aún, que esas mejoras hayan sido examinadas para confirmar que han quedado bien hechas. Usted sería quien quede cargando con el muerto... ¿no debería tener a alguien de su lado que se asegure de que la propiedad que está por comprar esté realmente en buenas condiciones?

Es fácil protegerse. Contrate a un inspector profesional para asegurarse de que la propiedad y sus mejoras estén a la altura de sus expectativas. Si está comprándole más de una propiedad al mismo tiempo al mismo comprador, es incluso más importante hacer que las inspeccione un profesional que trabaje para usted, y no para otra de las partes involucradas en la operación. Existen maneras eficaces en función de los costos para protegerse al realizar una inversión en más de una propiedad. Con la idoneidad de un inspector de viviendas con licencia, debería poder comprar con la seguridad de que todo es tal y como lo declara el vendedor.

Siempre es buena idea hacer inspeccionar la propiedad antes del cierre de la operación de compra. Un inspector le dirá si todos los elementos estructurales funcionan adecuadamente, qué reparaciones puede ser necesario hacer todavía, y si existen problemas de seguridad o solidez en la propiedad. Trabajaremos en la transacción como su defensor, con sus intereses en mente.

Como inversor, necesita y merece saber. Proteja sus intereses con la ayuda de un inspector profesional.